miércoles, 16 de abril de 2014

Apostamos? (EDITADO)


Ayer, hablando con Mama en Bulgaria y con Una mamá arquitecta por Twitter empezamos a barajar diferentes fechas para que PF desaloje de una vez. No voy a negar que yo lo estoy deseando y que en casa nos pasamos el día barajando si llegamos a determinada fecha o no. De hecho, hay un concierto de Ara Malikian en Pozuelo el próximo día 26 y yo no me atrevo a comprar las entradas (ya veréis que el día 26 me lo paso felizmente en mi casa). En fin, que para que nos divirtamos todos, he pensado en que podríamos hacer una pequeña "porra" entre los que os apetezca hacer de adivinos conmigo. Teniendo en cuenta los antecedentes, seguro que lo hacéis mejor que yo. 

Para poder apostar, supongo que necesitáis una serie de datos, así que os voy a dar toda la información que se me ocurre. 

- La FPP según mi gine (que calcula por la última regla) es el 9 de Mayo
- La FPP que me calcularon en Cairo con las primeras ecos (por tamaño), y que se confirmó en la primera eco en España, es el 4 de Mayo. Y una, que conoce su cuerpo y sus "actividades", os asegura que la correcta es ESTA y no la de la gine. 
- Por tanto, el pasado domingo día 13 empezó la semana 37. Cumplo la semana 38 el 20 de abril y la 42 el 18 de mayo. 
- En el hospital consideran (según sus cuentas basadas en la última regla) que cumplo la semana 41 el 16 de mayo, y por tanto a partir de ese día, si no ha nacido, me darían fecha de inducción, seguramente entre el 20 y el 23 de mayo. 
- Por tanto las fechas válidas serían desde hoy hasta el 23 de mayo, por dar margen hasta el límite de la inducción. 
- En la ultima eco, PF tenía un peso estimado de 2,800kg y estaba perfectamente colocado. 
- En cuanto a mi, tengo la tripa baja (o eso dicen), un síndrome del nido bastante bestia, vuelvo a vomitar con más frecuencia que durante los últimos meses, y contracciones de vez en cuando. 
- Tenemos varios familiares y conocidos que cumplen en mayo, y no nos gustaría repetir fecha. Las fechas en cuestión son el 1, el 7 y el 9 de mayo. 
- Tarek sigue insistiendo en que no llegamos al 24 de abril (próxima cita con la matrona), y a mi mayo se me hace super lejano, también tengo la intuición de que será este mes. Pero ya sabéis que fiarse de mi puede ser una mala idea. 

He intentado por todos los medios hacer una encuesta online super chula, pero no consigo hacer lo que quiero, así que quien se quiera aventurar con una fecha tendrá que hacerlo a la forma tradicional, es decir, dejando un comentario. (Ya si hay link, leer abajo!) Hago resumen de fechas para que nadie se lie:

13 de Abril: Semana 37
20 de Abril: Semana 38
27 de Abril: Semana 39
4 de Mayo: Semana 40 (según ecos y según mis cuentas)
9 de Mayo: Semana 40 (según fecha última regla)
11 de Mayo: Semana 41
16 de Mayo: Semana 41 (según fecha última regla)
18 de Mayo: Semana 42
20-23 de Mayo: Límite inducción. 

Os animáis a adivinar?

PD: Gracias a Mo y a Isabel he conseguido hacer una encuesta en Doodle. Así que quien quiera votar, puede hacerlo pinchando en este link. Toda la gente que había puesto un comentario, ya les he incluido yo en la encuesta. Gracias por animaros, en casa nos lo estamos pasando genial!

lunes, 14 de abril de 2014

De tripas, solidaridad y mala educación


Que no se yo si es que estaré muy sensible con el tema y lo estoy exagerando, si tengo razón, o si es que las hormonas me hacen alucinar, pero me gustaría saber vuestra opinión. 

El tema de ceder el asiento, el paso, o lo que se tercie en cada momento a mujeres embarazadas, personas mayores o quien lo pueda necesitar me parece algo de sentido común y de persona civilizada. Yo lo hago, he visto hacerlo a mi entorno, y pensaba que era algo que como sociedad teníamos asumido y automatizado. Hasta que me pasé al bando contrario y me convertí en la persona a la que hay que ceder el sitio. Y flipé. 

Es cierto que por suerte apenas he usado el transporte público, así que he tenido pocas oportunidades de comprobar hasta que punto la gente es solidaria con estos temas, pero ha habido un par de ejemplos que realmente me han dejado flipada. Y más que en el transporte público, donde más alucino es en el supermercado. Pero vamos por orden. 

Finales de febrero, es decir, servidora se gastaba una tripa de 29 semanas, totalmente evidente y visible para todo el mundo. Había quedado para tomar un café en la estación de Príncipe Pio, así que decidí ir directamente en Cercanías para evitarme problemas de aparcamiento. A la ida el tren iba relativamente vacío, así que no hubo problema, pero la vuelta fue a las 2 de la tarde, y en el andén había un número considerable de gente esperando. Cuando éste al fin entra en la estación y nos vamos colocando para acercarnos a la puerta, empiezo a ver a mi al rededor miradas de fastidio a mi tripa, seguidas de miradas de nerviosismo hacia el tren, y al resto de gente que allí esperábamos. Vamos, que había varias personas que por lo visto estaban muy preocupadas porque se iban a tener que aguantar y ceder el asiento a la inoportuna embarazada que andaba por allí, usease yo. Por suerte el tren iba bastante vació y nadie se quedó sin sitio, pero las miradas de verdad que me dejaron alucinada. Adelanto que no era la primera vez que me pasaba, pero las veces anteriores, con menos tripa y en trayectos muy cortos o bien lo ignoré o bien lo interpreté como una mirada de duda. Pero en este caso la verdad es que me sentí muy muy incómoda. 

En cuanto al supermercado, en general NADIE NUNCA se a dignado a dejarme pasar, ni aunque el barrigón fuera la mar de evidente, mi cara de cansancio nivel zombie, y solo llevara una barra de pan. Bien, perfecto, tampoco es obligatorio y no me parece mal. Pero ha habido 2 situaciones que si me dejaron algo alucinada: 

Finales de marzo: 31 o 32 semanas de embarazo. Hemos estado fuera de Madrid recogiendo ropa que nos prestan para PF y he pasado bastante rato en el coche. Sería la postura o demasiadas horas sentada, pero tengo un dolor de cadera que casi hace que se me salten las lágrimas. Por otro lado es sábado por la tarde, así que antes de llegar a casa pasamos por el super para comprar un par de cosas que nos faltan. Llevaríamos no más de 10 artículos, vamos, que era una compra rápida, si no llega a ser porque se empieza a formar cola en las cajas. Una de ellas está cobrando un servicio a domicilio bastante grande y la otra caja está colgada por un problema informático. Justamente abren una tercera, a la que me dirijo tranquilamente cuando veo a otra chica, más o menos de mi edad, con una cesta bien llena, que acelera bien el paso para ponerse delante de mi en la fila. Pues muy bien hija, yo no estoy para correr, así que todo tuyo. Pone las cosas en la cinta, yo pongo las mías detrás y, oh sorpresa, la caja también se queda colgada. A mi la cadera me está matando y tengo alguna contracción que otra, así que básicamente estoy sujetándome a la cinta e intentando respirar mientras Tarek me toca disimuladamente la espalda en un intento de masaje. Al cabo de un rato, la cajera, que creo que piensa que me voy a poner de parto en medio del super, me ofrece una silla. "Gracias maja, pero esto sentada casi que me duele más, no te preocupes." Seguimos esperando a que arreglen la caja y unos 5 minutos después, la chica que tenía tanta prisa por ponerse delante en la fila me mira: "Quieres pasar delante?" Miro la cinta, todo lo suyo ya colocado y lo mio también, pienso en tener que colocarlo todo delante de lo suyo, pienso en ella acelerando el paso descaradamente para ponerse delante en la fila... "No te preocupes, déjalo, gracias". Por suerte en ese momento se solucionó el problema y nos fuimos a casa, pero la situación me dejó mal sabor de boca. Yo llevaba mucha menos compra que ella, y se me veía claramente que no estaba bien. Espero que realmente tuviera mucha prisa por algo importante, porque si no, no lo entiendo, la verdad. 

Lo que ya si que me ha cabreado ha sido este mediodía. Son ya 37+1 semanas, tengo una tripa BASTANTE considerable, contracciones irregulares pero durante casi todo el día, y sobre todo, me cuesta un horror estar de pie sin moverme (la hiperlordosis lumbar que arrastro desde siempre no ayuda nada). Habíamos hecho una compra "mediana", vamos, lo que viene siendo una cesta llena, y vamos hacia la caja. Una de ellas está de nuevo con un pedido a domicilio bastante grande, y la otra tiene una cola de unas 8-9 personas. Opto por irme a la del pedido a domicilio porque tengo la intuición de que va a tardar menos que la cola acumulada de la otra. Al rato abren una tercera caja, de nuevo todo el mundo sale a la carrera para ponerse los primeros. Tarek y yo decidimos quedarnos en la que estamos, porque ya están terminando con el pedido. Ponemos nuestras cosas en la cinta, y esperamos a que le tomen los datos a la pobre señora que, todo hay que decirlo, está intentando hacer las cosas lo más rápido posible. Yo mientras, paso alguna que otra contracción sujeta a la cinta. Recibo una llamada telefónica de una amiga que justo está embarazada de lo mismo que yo, y cuando le estoy contando lo enorme, cansada y pesada que me siento, veo que un señor a mi izquierda intenta llamar mi atención. 

El tío en cuestión andará por los 40ypico, perfectamente trajeado, y con 4 productos en la mano. Me mira y me suelta directamente "Me dejas pasar?" Con tono de exigencia y señalando sus 4 productos. Y con 2 cojones, desde luego. 

Vamos a ver, llevo unos 10 minutos esperando a que empiecen a cobrarme, sin contar el tiempo que he tardado en hacer la compra. Cargo con un barrigón espectacular y LA MAR DE EVIDENTE de 37 semanas. Me estoy sujetando a la cinta y comentando que no me encuentro bien, cosa que seguramente se me nota en la cara. La cajera está a punto de cobrarme, tampoco llevo tanto y hay otras 2 cajas abiertas. Pero si hombre si, tu pasa. 

Le he dejado pasar porque no tenía ni humor ni ganas para decirle que no, pero me he quedado alucinada y un poco indignada. Yo desde luego jamás hubiera tenido valor para pedirle a una embarazada que me cediera el paso, y tras estar viviéndolo, con más razón. Sinceramente, soy yo que me lo tomo a la tremenda, o el tío tenía la educación en el pie izquierdo?

Al menos ya puedo decir que no solamente no me cedieron ni una sola vez el paso durante mi embarazo, si no que encima me pidieron que lo cediera yo.... 

miércoles, 9 de abril de 2014

Preparando un parto II: Mi plan de parto


Un plan de parto (o plan de nacimiento) es una manifestación de voluntad escrita, el ejercicio del derecho de cualquier usuario a decidir libremente, a consentir o no consentir sobre las intervenciones médicas que se le propongan.

Definición de Crianza Natural, más información aquí  La imagen pertenece al plan de parto que se puede descargar de la página web del Ministerio de Sanidad

El plan de parto era una de esas "tareas del embarazo" que pensaba que tenía más que clara y que apenas me iba a costar hacer, y al final ha sido un poco más complicado de lo que parecía. En primer lugar, porque una cosa es tener claro lo que quieres y otra muy diferente, ponerlo por escrito. Y además, porque todas tenemos cosas que nos importan más y otras que nos importan menos, pero para hacer un plan de parto completo si que creo que es importante pronunciarte sobre todas las variantes posibles. 

En mi caso, el protocolo del hospital de Torrejón se acerca mucho a lo que yo quiero durante el parto, así que existía la posibilidad de no enviarlo y punto. El caso es que como vamos a ir acompañados por mi querida Doula Ana, Torrejón si que nos pide que enviemos un plan de parto, al menos con los datos de la persona que nos va a acompañar. Y ya que lo tenía que mandar de todas formas, decidí mandarlo completo. 

Enfrentarme al papel en blanco se me hacía muy cuesta arriba, así que decidí buscar un modelo por Internet. Pensaba que sería una tarea fácil, pero me costó mucho encontrar un plan de parto en el tono que yo quería. Lo dicho, como mis deseos son muy similares al protocolo del hospital, no veía el sentido de mandar un plan de parto muy exigente, o con determinadas actuaciones que ya me parecen totalmente desfasadas. Finalmente, encontré lo que buscaba gracias a Alejandra de La aventura de mi embarazo que en este post ofrecía su plan de parto a quien lo necesitara. El tono y el formato era perfecto, y solo me quedaba modificarlo según mis necesidades y preferencias. Finalmente quedó así: 

Al personal del Área de Paritorio del Hospital universitario de Torrejón:

Yo,  XXXXXX, con DNI XXXXX y NHC XXXXXX, embarazada con fecha probable de parto para el X de XXXX del 2014, así como mi marido XXXXXX, con XXXXXXXX, nos dirigimos a ustedes con la intención de comunicarles nuestras preferencias a la hora de atender el parto de nuestro primer hijo.
Confiando en el equipo de profesionales médicos y sanitarios que componen su unidad, y conociendo el protocolo que nos fue explicado durante la visita preparto, solamente queremos dejar constancia de nuestro deseo de tener un parto natural y con la mínima intervención posible. De esta forma, expresamos nuestro deseo de:

- Estar informados en todo momento sobre la evolución del parto y que se nos haga partícipe de las decisiones sobre el mismo.
- Que mi marido esté presente EN TODO MOMENTO. Así mismo, iremos acompañados de la Doula XXXXXXXX con XXXXXXXXXX
- Conocer a los profesionales que van a intervenir en mi proceso de parto, y a ser posible que me atienda el mismo equipo (matrón/a) a lo largo de éste.
- Que el proceso de parto se realice en un entorno de intimidad y tranquilidad, a ser posible con luces atenuadas, y que se me permita escuchar música.
- Que me realicen los tactos justos y necesarios.
- Que se me permita ingerir líquidos.
- Que no me rasuren ni me pongan enema.
- Que no me pongan ningún tipo de calmante ó relajante.
- Que no me pongan oxitocina ni medicación para estimular el parto.
- Que no me pongan analgesia (epidural) salvo que lo pida expresamente. Sí desearía hacer uso de métodos alternativos para aliviar el dolor. En el caso de estar libre, querríamos usar la piscina de partos. 
- Que la monitorización fetal sea externa en ventana, para tener libertad de movimiento durante la dilatación.
- Preferiría no llevar vía, a no ser que sea estrictamente necesario. 
- Que no me rompan la bolsa amniótica sin necesidad y sin mi consentimiento.
- Una vez dilatada, empujar sólo cuando sienta ganas de ello, de manera espontánea.
- Que me dejen elegir postura a la hora de pujar
- Que no me hagan episiotomía salvo riesgo de desgarro GRAVE y siempre con mi consentimiento.
- Que me pongan a mi bebé sobre mí nada más nacer, contacto piel con piel, y así poder iniciar la Lactancia Materna en el momento de dar a luz. 
- Que el corte de cordón sea lo más tardío posible, y que si puede ser lo realice mi marido. 
- En caso de sutura por posible desgarro o episiotomía (si ésta fuera estrictamente necesaria, con mi consentimiento expreso), disponer de anestesia local.
- Si fuera posible, me gustaría dar un margen de tiempo para que se produzca un alumbramiento espontáneo de la placenta. 
- Que NO le den a mi bebé biberón sin mi consentimiento, para no interferir en el inicio de la Lactancia Materna.

En caso de ser necesaria la práctica de una cesárea:
- Que ésta se practique en caso estrictamente necesario, no de manera rutinaria o protocolaria.
- Ser informada totalmente y participar en el proceso de decisión.
- Que mi marido esté presente en todo momento. 
- Estar consciente en todo momento.
- Administración de anestesia epidural.
- Que me permitan el contacto piel con piel con mi bebé y el inicio de la lactancia materna en el mismo quirófano. En el caso de que no sea posible, que sea el padre quien haga el piel con piel, y que yo me pueda reunir con ellos lo antes posible. 

En cuanto a los cuidados de nuestro hijo: 
- Que todas las revisiones y actuaciones que se tengan que realizar a nuestro hijo se hagan en nuestra presencia. En caso de no ser posible, uno de nosotros acompañará al niño EN TODO MOMENTO. 
- Que se retrase la administración de Vitamina K, vacunas y pomada ocular hasta mínimo 2 horas después del nacimiento. 

Agradeciendo su atención, espero que con su ayuda se cumplan mis preferencias en un momento tan especial.

Atentamente

Generalmente el plan de parto se entrega en Atención al Paciente, quedándonos nosotros con una copia sellada, mientras que otra copia se incluye en nuestro historial. En el caso de Torrejón, tienen una dirección de email para enviarlos directamente allí. Yo lo hice la semana pasada y en apenas 2 horas recibí respuesta: 

"Tu plan de parto se acomoda mucho a nuestra forma de trabajar, así que no veo problema en que se puedan ir siguiendo tus preferencias, siempre teniendo en cuenta que el parto es muy impredecible y a veces hay que ir haciendo pequeños ajustes de los que, en todo caso, estarás informada y podrás ser partícipe." 

Otra cosa hecha y yo con una sonrisa de oreja a oreja. Como dije en el post anterior, solo queda que nada se tuerza. 

lunes, 7 de abril de 2014

La eco del 3º trimestre

Dibujo de sombraacustica.com

Llevábamos desde finales de enero sin ver a PF y sin duda teníamos un montón de ganas de que llegara el día en cuestión. Tanto, que cuando tuve que atrasar la eco 4 días porque me coincidía con una clase, Tarek me miró mal, muy mal. Pero al fin llegó el 3 de abril, y con prisas para no variar, nos fuimos hacia Torrejón para ver al enano. 

A la primera eco fuimos con los nervios de saber que PF estaba sano. A la segunda, histéricos perdidos por resolver la X. En esta teníamos 2 dudas: Saber si efectivamente estaba bien colocado (aunque los ataques de hipo y los golpes contra mis caderas me decían a mi que si) y el peso estimado. Además, quería hablar con la doctora / matrona o quien fuera porque el día anterior a la eco me había desmayado vomitando (si, podemos confirmar que soy una de esas suertudas que va a estar vomitando hasta el último día) y desde entonces estaba bastante mareada. 

La espera y el calor infernal que hace en la sala de espera no estaban ayudando nada, así que cuando me llamaron entré a la consulta con cara de zombie total y con más ansias de pillar una silla que de la eco en si. 

Primera noticia, tengo algo de anemia, así que receta de hierro al canto. Segunda noticia, mi tensión sigue siendo normal tirando a baja. Tercera noticia, aunque esto ya no es noticia si no tradición, sigo engordando un huevo. Al menos tanto la matrona como la enfermera respetaron que no quisiera saber la cifra exacta y no me comentaron nada al respecto. 

Un detalle de la eco es que ha sido la única de las 3 (dejemos a un lado la 4D, que eso es otro tema) en la que he podido tener a Tarek al lado. En Puerta de Hierro, la madre ve la eco por una pantallita que tiene al lado, y el acompañante se pone detrás del médico y lo va viendo por la misma pantalla que el. El sistema mola, y está genial ya no tengas que esperar a que "te giren la pantallita", pero es cierto que te deja totalmente desconectado de tu acompañante. En este caso, vimos la eco por una tele que cuelga de la pared, y Tarek estaba sentado a mi lado. De esta manera también puedo ir traduciéndole lo que me van contando sin molestarles en sus mediciones, que ya es hora de que el padre también se enterara de algo. 

Lo primero que queda confirmado es que PF no solo está en cefálica, si no que además está mirando hacia mi espalda. Eso implica que no se va a dejar ver, pero que, en palabras de la doctora: "Mejor colocado para el parto no lo puedes tener". Por lo demás, está todo perfecto y el lechón ya pesa 2,800kg. El "Ostrás!" (por no soltar un taco) me salió del alma, y si, es que el bebé que siempre había estado en pesos y medidas bastante intermedias se acaba de plantar en un percentil 85 como un campeón. No tengo ninguna gana de plantarme en el parto con un bebé de 4 kilos (que una estará como un Obús, pero sigue siendo pequeñita) así que por un lado el tema me preocupa un poco, pero por otro tengo en cuenta que el margen de error es alto.... y tengo varios ejemplos al rededor. En fin, será lo que tenga que ser. 

Lo dicho, el enano no se iba a dejar ver, pero al menos intentaron que nos fuéramos con alguna imagen tierna. Por un lado conseguimos verle la boca de perfil, aunque fuera poco, y por otro, pudimos ver claramente como el muy golfo estaba sujetando el cordón con la mano. Parece ser que no se aburre ahí dentro.... Terminamos la eco con una felicitación de la doctora, según la cual está todo listo para que nazca. 

Me marché de allí sin foto esta vez, pero con mi receta de hierro y una cita con la matrona para dentro de unas 3 semanas. Tarek dice que no llegamos, yo digo que si, ya veremos quien gana. 

viernes, 4 de abril de 2014

Nonabox de Marzo

Hace una semana nos llegó a casa la caja de Marzo de Nonabox. Digo yo que en algún momento se me pasará esa sensación de "momento navidad" cuando llega el repartidor a casa, pero de momento sigo dando palmas como una niña. 

Que por cierto, hablando de repartidores, esto no me resisto a no contarlo. Ya sabéis que allá por diciembre - enero tuve mi disgusto particular con Jazztel, que luego incluso empeoró porque la empresa de transporte era incapaz de entregar un paquete en condiciones. En el caso de Nonabox, que a mi particularmente me envía con Celeritas, 3 envíos, 0 quejas, y en el último caso, cuando les llamé para seguir el envío contactaron directamente con el repartidor, me devolvieron la llamada en apenas 2 minutos y efectivamente el repartidor apareció cuando había dicho. Mejor trato, imposible. Y ahora, vamos al asunto, que son los productos recibidos. 

Biocare – Emulsión Hidratante:

Crema hidratante que en primer lugar llama la atención por su tamaño. No se yo cuanta crema hidratante gasta un bebé (supongo que bastante) pero si lo llego a usar yo, me dura un año entero (ya sabéis que yo para los cuidados a mi misma soy un desastre). Por lo que puedo intuir a través del tapón, huele a limpio, lo cual es importante para mi, ya que no soporto las cremas con olor y de hecho me dan bastante grima. Es un producto que me gustó ver en la caja, porque es la mar de útil y desde luego viene en un tamaño más que generoso. 

Enolobox – Cantos de Valpiedra:




Parece que Nonabox se ha propuesto que cada caja contenga un producto que haga que acabemos con una bronca matrimonial. Si en la anterior fue por el chocolate (que repito, está buenísimo) en esta ocasión ha sido por el vino. Obviamente, creo que sabéis quien ha ganado. No solo porque yo ahora no pueda beber alcohol, si no porque tal como explicaba Nonabox en una tarjeta, es un regalo por el día del padre. Palabras mágicas para Tarek, que automáticamente la denominó SU botella. 

El vino "Cantos de Valpiedra" es una botella de Enolobox, que viene siendo la Nonabox de los amantes del vino. La verdad es que nosotros en casa no somos mucho de vino, y de tinto menos, pero yo soy de la opinión de que siempre está bien tener una botella decente en casa, y estoy segura de que le daremos buen uso en alguna cena cuando nazca PF. Habrá que celebrar, no?

The little one & U - Cupcakes calcetines:




No, Nonabox no me ha mandado un Cupcake plastificado, son calcetines! Talla hasta 6 meses, con suela antideslizante y lo mejor: de algodón orgánico. Ya he contado varias veces que tengo mil alergias en la piel, y una de ellas es precisamente... a la goma de los calcetines. Mi obsesión sigue siendo ver como sale PF en ese sentido, así que de nuevo, producto útil para mi. Y ya de paso, un molde bien mono para hacer cupcakes, o en su defecto y como hago yo, magdalenas con chocolate. 

Nasalmer – Aspirador Nasal:



Me se de cierta amiga mía, madre de Lady Marian, que se va a morir de risa cuando me vea con esto en casa. Para mi los aspiradores nasales son productos infernales que juré y perjuré que jamás utilizaría. Se que más de una madre ahora mismo está rodando de la risa por mi optimismo e inocencia, exactamente igual que le paso a mi amiga. Ella me avisó que por mucho que no quisiera, no me iba a librar, y yo me debatía entre hacer oídos sordos, ser optimista y vivir sin aspirador nasal, o rendirme y hacerme con uno "por si acaso". Pues bien, ya lo tengo en casa. Mis remordimientos se han acabado, ahora veremos que pasa cuando me toque usarlo. En cualquier caso tengo que decir que lo presentan tan mono, tan indefenso y con unas instrucciones tan fáciles que en cierto momento hasta me he creído que de verdad no es para tanto. Luego vuelvo a mi ser, y le lanzo miradas de desconfianza... Ya veremos como acaba la batalla. 

Pasito a Pasito - Cuchara:




Esto es lo que yo llamo "utensilio que tardaré mil en usar, pero que hace taaaaaanta ilusión". Que mono!!!! PF ya tiene su primera cuchara, y yo no me atrevo ni a sacarla de la funda no vaya a ser que se estropee entre mis tropecientos cubiertos de IKEA. Ay, el día que la use.... :-)

Tommee tippee - Biberón closer to nature:




Ya sabéis que yo me había empeñado en no comprar ni chupetes ni biberones, empeñada como estoy en tener una lactancia exclusiva y duradera. Lo de los chupetes, tengo los que me envía Nonabox para que el pobre PF tenga algo una vez la lactancia esté establecida, y lo de los biberones, iba yo mirando poco a poco, sabiendo que hoy en día hay modelos "adaptados" que reducen la confusión entre el pecho y el biberón, por si en algún momento hay que darle leche materna en biberón, por ejemplo cuando yo vuelva a trabajar. 

Este modelo en particular no lo conocía, aunque luego he descubierto que ya aparecía en una review en una revista que leí hace tiempo. Está diseñado para facilitar la alimentación con pecho y biberón, y además la tetina es anti-cólicos. Lo dicho, si finalmente el trabajo obliga lo probaremos.

Lamaze - Sonajeros para muñecas: 




Son unas muñequeras sonajero la mar de monas, que estimulan tanto la visión, como el instinto de agarrar y la coordinación mano - ojo. Yo solo puedo morirme de la risa imaginando a PF intentando agarrar semejantes mariquitas tan monas. Me encanta, lo malo es que a mis perros también y las tengo escondidas a riesgo de que acaben siendo un juguete para Jazz... 
 
Alphanova - Dermo Cleansing:



Gel para cuerpo y cabeza, anti lágrimas. Es hipoalergénico, natural, ecológico y orgánico. Vamos, que tiene todo para que me guste. Viene en tamaño pequeñito, a ver si nos da lo suficiente como para poder comprobar que tal funciona. 

Y hasta aquí la caja de este mes. Nos quedan apenas 4 semanas para poder empezar a probar todo con PF, que puede que sean menos, pero eso os lo cuento cuando os cuente la eco que hicimos ayer. Buen fin de semana!

lunes, 31 de marzo de 2014

Preparando un parto I

Imagen sacada de agenciatao.wordpress.com

Yo no tengo punto medio. Me puse a preparar el tema del parto en la semana 15 o 16, y he esperado hasta la 35 para ponerme a escribir sobre ello. Poco más y os cuento el parto directamente. 

Esta entrada no tendría sentido si hubiera hecho la preparación "estandar": Clases de preparación en el centro de salud, parir en el hospital que me toque, leer un par de libros, etc. Pero no es el caso, y aunque he tenido mis momentos de duda, creo que finalmente he hecho lo correcto. Me quedan 5 semanas y tengo de todo menos miedo. Tengo el hartazgo normal de una embarazada a estas alturas (quizás un poco más pero me lo he ganado), y muchas ganas de conocer al PF pateador que se empeña en saludarme a través de mi ombligo, pero lo que es miedo, ni un poco. Puede que cuando llegue el momento me caiga con todo el equipo, me entre el miedo escénico y no pueda con ello. Puede que las circunstancias hagan que el parto no tenga nada que ver con lo que yo he planeado. Pero voy con la tranquilidad de haber hecho en todo momento lo que yo he considerado correcto, de haber elegido el sitio, la compañía y las formas que me hacen sentir segura. Voy con la sensación de haber "cumplido" con mi cometido. A partir de aquí, y cuando llegue el día, muchas cosas ya no estarán en mi mano. 

Escribo este post solamente con una intención, y es que si hay por ahí otra mujer que se plantee hacer las cosas de un modo diferente, pero tenga miedo a "salirse de lo normal", que se anime. A mi me han llamado loca, inconsciente, y me han dicho no voy a ser capaz de tener un parto natural unas 200 veces al mes. Hago oídos sordos, pero me cabrea. Ya vale de meternos con lo que hace cada mujer con su cuerpo, su embarazo y su vida. Ya vale de meternos miedos cuando ya vamos sobradas de ellos. Por suerte yo he tenido gente cerca que me ha parado los pies y me ha hecho pasar de ciertos comentarios, pero si no, esos consejos "bienintencionados" (apocalípticos los llamo yo) podrían haber hecho mucho daño. 

EL SITIO: Esto ya lo conté, pero por resumir. Como hospital de referencia me tocaba Puerta de Hierro, hospital que supuestamente había cambiado sus protocolos de atención al parto y que tenía muy buen equipo. En un principio no me disgustó, pero tras realizarme pruebas sin el necesario consentimiento informado, una ecografía en la cual el trato dejó mucho que desear y una respuesta a mi queja que debería publicar, porque es un cúmulo de sinsentidos, me marché de allí como alma que lleva el diablo. Después de leer esto, estoy convencida de que hice bien. Tendrán buen equipo y buenos medios, pero está muy lejos de ser lo que yo quiero. 

Allá por Noviembre, Tarek y yo asistimos a una de las charlas preparto que organiza el Hospital de Torrejón. Ahora si, el protocolo de parto era casi al 100% lo que yo buscaba, el personal me dio confianza, y en general sentí que ESE si era mi sitio. Las posteriores visitas me lo han ido confirmando: La ginecóloga me da buen buen rollo, la matrona me gusta algo menos, pero es más bien feeling personal. Han contestado siempre a todas las preguntas que he hecho, han resuelto mis dudas cuando he planteado la necesidad de hacer o no determinadas pruebas, y en general el trato ha sido muy bueno. 

LA COMPAÑÍA: Obviamente Tarek, eso sin duda. Además las hormonas me tienen en modo "No sin mi marido" y para mi es básico que esté SIEMPRE a mi lado. Es decir, que ni "salga un momentito" ni "que vaya a admisión a hacer papeles". La ventaja es que con la excusa del idioma, mucho papeleo no va a poder hacer. 
Finalmente, y aunque yo nunca me lo había planteado, además decidimos ir acompañados por una Doula. El tener una mano amiga, experimentada y dándome apoyo me da muchísima tranquilidad, eso sin dejar de lado las risas que nos echamos de vez en cuando :-P

LA PREPARACIÓN: Esto es para darme 2 leches, porque estoy segura de que hubiera sido un filón para el blog, pero en fin, es lo que hay. NO he hecho el curso de preparación al parto. Soy lo peor, apedreadme si queréis. En mi defensa diré que me pillaba trabajando (tengo una clase de alemán exactamente a la misma hora) pero aunque me hubiera pillado libre, no hubiera ido. De hecho, ni siquiera visito a mi matrona del centro de salud (ahora si que me caen piedras). El control de la matrona lo tengo en el hospital, y según la gine, lo único que tenía que coordinar con el CS era lo del curso, así que realmente no había necesidad. Además la mujer ya me hizo un par de comentarios que no solo me sentaron bastante mal, si no que me hicieron dudar de mi capacidad para tener un parto natural. Y sinceramente, para crearme dudas, eso ya lo hago muy bien yo sola, gracias. 

De todas formas, no soy tan inconsciente. Lo que si he hecho es un curso llamado "Pelvis, parto y movimiento" con mi querida Doula Ana, que además es fisioterapeuta especializada en suelo pélvico. Gracias al curso tengo mucho más claro como funciona el cuerpo de una mujer en esta situación y que posturas pueden ayudar en cada momento. Me ha ayudado a visualizar como funciona nuestro cuerpo y por así decirlo, a "entender" que pasa durante un parto. Creo que, al menos en mi caso, es una preparación bastante más útil a que me enseñen "como respirar", cosa que por otro lado llevo haciendo bien unos 30 años. 

LA MENTALIZACIÓN: Y creo que esto es lo clave. Me va a doler, lo se. No quiero epidural, no porque crea que el dolor me hace mejor madre, si no porque le tengo más miedo a las consecuencias de la epidural que al dolor en si. Y con consecuencias no hablo de efectos secundarios, si no de cosas como no poder moverme correctamente y que eso me lleve a necesitar una episiotomía, o el hecho de que ponerme la epidural ya directamente no me permite hace la dilatación en el agua (Torrejón tiene un paritorio con bañera). He acudido a las reuniones de EPEN, he visto videos, he escuchado otras experiencias... y finalmente, si otras han podido, porqué no voy a poder yo?

Mucha gente me dirá que cuando lo viva cambiaré de opinión, que sin haberlo sufrido es fácil hablar. Otros me dirán que debería dejar a los médicos, que ellos son los que saben y que yo voy de listilla. Pues bien, a los que sientan la tentación os pido que os lo ahorréis. Ni yo os voy a hacer cambiar de opinión a vosotros, ni vosotros a mi. Al resto, los consejos y el apoyo son bienvenidos (si, por una vez solo acepto comentarios optimistas, este blog nunca fue una democracia). Y a las que casualmente puedan caer por aquí y se planteen hacer las cosas de una forma algo diferente, adelante. 

Próximamente (es decir, en cuanto lo discuta con la gine esta semana), el plan de parto, por si a alguien le interesa. 

miércoles, 26 de marzo de 2014

Humor revolucionario y necesidad de diagnóstico

Imagen sacada de vadetrastorns.blogspot.com

Siempre que escribo sobre Sr. Marido, lo hago en tono pasteloso total. Tanto, que parece que vivimos en un mundo de flores, caramelos y unicornios, lleno de palabras de amor y cariño constantes. Mentira cochina. 

Si revisamos nuestros antecedentes, hay que recordar que nos casamos en 19h, y que pasamos nuestra luna de miel en una revolución. Vamos, que no estábamos muy bien de la cabeza nunca ha sido ningún secreto y es posible que los gases lacrimógenos hayan causado más daños, posiblemente permanentes. O será que empalmamos "colocón de gas" + "hormonas de embarazo". En cualquier caso, asustada por el rumbo que iban tomando los acontecimientos, decidí empezar a anotar nuestros síntomas, para poder ir evaluando si lo nuestro es grave o se cura con algún tipo de medicación. A lo mejor 1Madre in Italy nos puede ayudar con el tema.... En fin, que a continuación os dejo con algunas de nuestras frases lúcidas de los últimos meses.

 - Conversación por Whatsapp. Tarek sale del trabajo y se dirige a casa:
T: Como está la situación? (Se refiere a posibles disturbios/problemas de tráfico)
D: No hay nada. (10 min después) Los perros se están volviendo locos en el salón
T: Se pueden considerar disturbios???
D: Totalmente.

- Viendo un discurso de los Hermanos Musulmanes:
D: Lleva 2 micros o eso es un helado??? (Pregunta justificable si no fuera porque suelo presumir de tener muy buena vista. Creo que fue culpa del calor, yo veía helados en cada esquina...)

Recién llegados a España viendo las noticias, se habla, como no, sobre la corrupción en España: 
T: "Drew, tu porqué narices me has traído a un país que está al borde de la revolución???"
D: Porque necesitamos tu experiencia...

Escuchando lo de la compra del coche de policía que lanza chorros de agua: 
D: Mira Tarek, mira lo que va a tener la policía española para las manifestaciones!
T: Chorros de agua? Mala idea, con lo fácil que es bloquear eso...
D: Pero sabes como hacerlo?" 
T: Mujer, por supuesto!!!!

Viendo las noticias de la revolución en Ucrania:
D: Tarek, estos tienen más narices que vosotros. Que quedarse en la plaza con semejante nieve es de valientes!
T: Le vamos a poner copyright a la revolución.... 


Prometo que no somos ningunos antisistema, que todo esto lo sabemos por pura supervivencia...


Hablando del posible grupo sanguineo de PF y de que nos queremos inscribir como donantes de sangre: 
D: "De todas formas Tarek, tu eres AB+, tu sangre no es valiosa".

Me ha salido la línea alba. Corro a enseñarselo a Tarek. Me mira:
 "Pareces una cebra!!!"

Poniéndome crema Nivea en la tripa:
"Vas a ser una cebra con una sola raya? Bueno, si te salen estrías a lo mejor pareces un tigre."


Observándome la tripa cada vez más enorme: 

T: Eres como un huevo a punto de eclosionar.... 


Lo dicho, lo nuestro tiene cura o PF está condenado a vivir con 2 tarados mentales?